IAA




 


Oficina Central:
Av. Eloy Alfaro N30-341
y Av. Amazonas
Edif. Finandes, Piso 1
Telf: 250-3600 / 601
Fax: 250-3633

Planta Industrial:
Panamericana Sur Km 14 1/2 Turubamba
Telf: 269-0141 / 652
Fax: 269 0954
Quito - Ecuador

iaamain@aceroandes.com

Servicio al Cliente
1800-TANQUE (826783)

U.S.A. Phone: (713) 481-7230 y (713) 481 8231



  OPORTUNIDADES DE TRABAJO    CONTÁCTENOS    ENGLISH  
ACERO DE LOS ANDES
LA EMPRESA PRODUCTOS Y SERVICIOS CALIDAD Y MEDIO AMBIENTE NOVEDADES SITIO DE DESCARGA
  
 NOVEDADES

  EL ACERO Y LA INDUSTRIA DEL PETROLEO
Fuente: Revista FEDIMETAL
31/Agosto/2006
 

Presentado por el Ing. Jorge Elizagaray 

El petróleo y el acero –como industrias –han tenido “vidas paralelas”, nacieron prácticamente juntos en la segunda mitad  del siglo 19 y se desarrollaron al máximo nivel durante el siglo 20.

Hasta coincidieron en su desarrollo a escala industrial en una misma área geográfica, el noroeste de Pennsylvania EEUU, donde se explotó el primer pozo petrolero, conocido como “ Drake Well” expresamente con ese propósito y para su aplicación comercial,  por un falso “Coronel” Edwin Drake en 1859.

En esos mismos años se desarrollaban los primeros intentos de fabricar acero con los convertidores Bessemer, que convirtieron a Pittsburg, también en Pennsylvania, en la Capital Mundial del Acero.

Las condiciones físico - químicas en que se desarrollan la mayoría de los procesos de perforación, explotación y refinación del petróleo y el gas asociado: altas presiones y temperaturas, sales y minerales corrosivos, hicieron del acero el material ideal para su uso en múltiples aplicaciones petrolíferas.

En un principio todas las torres, barriles (en realidad toneles)  y tanques eran de madera y recién cuando la naciente industria automotriz, de principios del siglo 20 demandó cantidades crecientes de combustibles, el acero se convirtió en el material clave para la industria petrolera. 

Los primeros talleres metal mecánicos que fabricaban piezas metálicas, eran en un principio simples graneros rurales adaptados, donde se fundían en forma casi artesanal las válvulas y accesorios y se fabricaban los primeros tanques y recipientes, utilizando las tecnologías conocidas para la construcción de maquinaria agrícola.

Con los primeros accidentes graves en los que se perdieron muchas vidas, se vio la necesidad de mejorar los métodos de fabricación del equipo petrolero, para garantizar la seguridad de las personas y no dañar las costosas instalaciones que resultaban destruidas por gigantescas explosiones e incendios dantescos. 

Como resultado, se desarrollaron las muy conocidas Normas API (American Petroleum Institute) que procuran la estandarización de los componentes y la fabricación en forma técnica de prácticamente todos los miles de piezas utilizadas en la industria del petróleo, desde un simple perno hasta un equipo de alta complejidad.

Gran parte de los equipos de la industria se fabrican de acuerdo con la Norma ASME (American Society of Mechanical Engineers) que cubren la mayoría de los métodos de cálculo, los procesos de soldadura, conformado, tratamientos térmicos y los sistemas de control de calidad y ensayos no destructivos: pruebas hidrostáticas, radiografía y gama grafía, ultrasonido, etc, que certifican que los equipos están diseñados y fabricados para las condiciones extremas en que serán operados. 

Hoy día el acero es el material más usado en todas las fases de la industria petrolera, y como ejemplos podemos citar:

  1. Las torres y taladros de perforación profunda que se emplean en la etapa inicial para descubrir y explotar un pozo petrolífero, con sus tuberías de “drill pipe” (perforación), “casing” (“encamisado”) que revisten las paredes y “tubbing” que conducen el petróleo desde miles de metros de profundidad.  En esta fase también se encuentran las Plataformas “ Off Shore” de perforación y explotación de petróleo y gas mar afuera, cuyo costo es de cientos de millones de dólares.
  2. Las Facilidades de Producción en superficie: desde las válvulas llamadas “árboles de navidad” ubicados en la boca del pozo, las líneas de flujo, los múltiples  y tanques de almacenamiento, los equipos de separación y tratamiento de las corrientes de petróleo, agua y gas, hasta los sistemas de reinyección de agua.
  3. Los oleoductos, gasoductos, poliductos y demás sistemas de transporte de hidrocarburos, que permiten llevar en forma segura y económica millones de barriles o pies cúbicos de gas entre las áreas de producción y las de refinación y desde esta últimas hacia los terminales de almacenamiento de combustibles en tierra, o las boyas ubicadas mar afuera.
  4. Los grandes sistemas de almacenamiento en tanques, esferas y contenedores criogénicos, hasta cavernas donde algunos países almacenan sus reservas estratégicas.
  5. Los tanques de almacenamiento en las estaciones de servicio que almacenan en forma líquida los productos limpios: gasolina, diesel e incluso  gas natural comprimido, para las flotas de vehículos, embarcaciones y demás sistemas de transporte masivo.
  6. Las Refinerías y Complejos Petroquímicos que a partir de los hidrocarburos producen los combustibles solventes y productos químicos más variados, desde fertilizantes, hasta polímeros, con torres, reactores y los más variados equipos de proceso.
  7. Los buques  tanques que transportan petróleo, productos obscuros (fuel oil, asfalto, etc), productos limpios: diesel, gasolinas, JP1 (Combustible para aviones), gas licuado de petróleo, LPG y lo más reciente gas natural licuado, LNG, con las nuevas exigencias de doble casco, para evitar derrames que afecten el medio ambiente marino.
Evidentemente esta enorme “Cadena de Suministro” (Supply Chain, como se la denomina en inglés) esta construida  con millones de toneladas de acero que deben proveer una larga vida a las enormes inversiones realizadas,  brindar la máxima  seguridad física a los operadores y habitantes próximos a los complejos sistemas que la componen, y más aún garantizar la conservación del medio ambiente, cuidando de no afectar los delicados ecosistemas, en que desarrollan sus actividades.
 
En el Ecuador desde hace más de 30 años, se diseñan y fabrican importantes equipos para varias fases de la Industria Petrolera.  Empresas líderes en la Industria Metalmecánica desarrollan proyectos y fabrican equipos con certificaciones internacionales, tecnología de punta y personal altamente calificado, que les ha llevado a exportar estos equipos a los países de Latinoamérica, compitiendo en un mercado que hace pocos años se creía exclusivamente reservado para los países de gran desarrollo tecnológico.

El hidrógeno es considerado el combustible del futuro y ya se habla de la denominada  “economía del Hidrógeno” basada en una HEW (Hidrogen Energy Web) que permitirá generar, transportar y producir energía eléctrica en forma “distribuida”- no concentrada en grandes centrales como al presente - por medio de millones de “celdas de combustibles” instaladas en cada casa o edificio, interconectadas entre si por sistemas informáticos avanzados.

La nueva infraestructura necesaria para su funcionamiento estará basada también en el acero, que seguirá siendo un material insustituible,  cuando los combustibles fósiles sean reemplazados progresivamente por esta nueva fuente casi inagotable de energía.

 
 
 
 
 
 

 

 
regresar


 
    Desarrollado por StarNetSys